Seleccionar página

Conocéis la leyenda del hilo rojo. De las personas que están destinadas a encontrarse.

Os lo pregunto porque ayer fui a la casa de los Bicos, a la fundación de José Saramago, y al salir me tomé algo en Vamos para O Algarve, un bar cercano en la Rua Do Terreiro Do trigo, Alfama, y un chico que estaba allí me contó una historia.

Un día, sentado en una terraza similar a ésta en San Francisco, vio pasar a una chica preciosa, mayor que él, aun así, le resultó tan hermosa. Llevaba un vestido de seda en tonos morados y el pelo recogido en un moño alto, hacía mucho calor. Se cruzaron las miradas unos segundos y, caramba¡

La chica parecía triste. Se puso de espaldas mirando la carta. Buscó algo en su bolso. Pareció que no lo encontró. Y siguió caminando. El chico quiso levantarse e ir a por ella. Le venció el miedo y la vergüenza. Ella quiso volver. La venció el miedo y la vergüenza. Lo que buscaba en su bolso era el monedero por si no lo había olvidado para sentarse a tomar algo. Lo encontró y tomó algo en otro sitio sintiendo que donde quería estar era en esa terraza junto a aquel chico. Regresó al rato. Ya no estaba, claro. Lo buscó por los alrededores, sin sentido ya… …

_de la novela que voy escribiendo, Voz de Aitor, unos renglones de un relato donde nos habla de los miedos, las vegüenzas, que no dejan a los infinitos hilos rojos de la vida manifestarse. Y de cuál es la fuerza de estos hilos para lograr vencer al Miedo_

Foto: mural de @Ana-Cristina Dias, Alfama

#leyendadelhilorojo#alfama#vamosaoalgarve#CasaDosBicos#arteurbano#amarlisboa#sanfrancisco#sabelagondulfes